Dos de las marcas estadounidenses más representativas en ropa de mujer llevaron su rivalidad hasta la Superintendencia de Industria y Comercio.

La contienda comenzó cuando Victoria´S Secret solicitó ante la SIC el registro de la marca Forever Sexy. Inicialmente no había inconveniente en su petición, pues ninguna empresa presentó oposición formal al registro.

Sin embargo, la directora de Signos Distintivos, María José Lamus, revisó el Registro Nacional de Propiedad Industrial y encontró que dicha solicitud podría llegar a generar conflicto con las marcas Forever y  Forever 21 registradas por la empresa Forever 21, Inc. desde 2005 y 2013, respectivamente.

Para poder tener la certeza de la viabilidad del registro, la funcionaria procedió a realizar el respectivo análisis de registrabilidad y encontró, además de  similitudes en la forma como las marcas en conflicto se escriben y pronuncian, que los productos amparados tienen alguna conexión competitiva.

En la primera parte del estudio de registro, Lamus pudo comprobar que “si bien, el signo solicitado adiciona la expresión Sexy, dicho término no es derrotero que diluya la semejanza entre los mismos, máxime si se tiene presente de una parte que el consumidor retiene con mayor facilidad el término en común Forever que se ubica al comienzo de los signos cotejados”.

“Comparto la decisión de la Superintendencia, puesto que su deber de examen de registrabilidad es una obligación independiente de la oposición de terceros. Además, coincido en que los dos signos comparten similitudes que impiden el registro de Forever Sexy”, afirmó Guillermo Cáez, socio de Cáez, Gómez & Alcalde.

En la segunda parte del análisis la  Directora de Signos Distintivos pudo ver que Victoria´S Secret estaba solicitando la marca para identificar ropa de mujer como sostenes, pantis y trajes de baño, los cuales se encuentras ubicados en la clase 25 de la clasificación internacional de Niza. Por su parte, Forever 21 identificaba productos de esta misma clase y servicios de la clase 35. Es decir, venta al por menor y de venta en línea que ofrecen venta de ropa, zapatos, medias, sandalias, sombrero, entre otros.

“No hay duda de la relación entre los signos confrontados toda vez que se trata del mismo tipo de elementos, presentándose una relación de equivalencia en lo que a la ropa interior se refiere, ubicados además en la misma clase del nomeclador internacional”, afirmó Lamus.

Con base a lo anterior la Superindustria procedió a negar el registro y Ángela Amaya, socia de Amaya Propiedad Intelectual, dice que “comparte la decisión, toda vez que el signo solicitado reproduce el distintivo principal de las marcas registradas”.

Finalmente, y a pesar del panorama, Victoria´S Secret aún puede apelar la decisión ante el Superintendente Delegado e intentar de nuevo el registro de su marca.

Antecedentes

Victoria’s Secret nació cuando Roy Raymond vivió una mala experiencia al quererle comprar ropa interior a su esposa; los vendedores lo hicieron sentirse tan incomodo que le surgió la idea de crear un espacio donde los hombres pudieran ir a comprar lencería para sus esposas sin tener que pasar por la mala experiencia de ser vistos como “bichos raros”.

La marca llegó a Colombia a través de una franquicia adquirida por el Grupo David y abrió su primera tienda en noviembre de 2013 en Titán Plaza.

La opinión

Ángela Amaya
Socia de Amaya Propiedad Intelectual

“Comparto la decisión de la Dirección, toda vez que el signo solicitado Forever Sexy, reproduce el distintivo principal de las marcas registradas, por lo que su uso induciría al consumidor a confusión”.

 

FUENTE: LA REPÚBLICA

Pin It on Pinterest